Saltar al contenido

Cámaras de Caza con lente de gran angular vs objetivo «normal»

camaras de caza con gran alguna o objetivo normal

Los últimos avances en la tecnología de las cámaras de caza te ofrecen equipos con lentes gran angular. Estos pueden captar imágenes más amplias que los lentes normales ¿Esto es una verdadera ventaja? ¿Deberías comprar una cámara de fototrampeo con este tipo de objetivos? Sigue leyendo para que te enteres de toda la verdad.

¿Qué es una objetivo gran angular?

Se denominan lentes gran angulares a aquellos que pueden ser capaces de captar imágenes mucho más amplias de lo que podría hacerlo el ojo humano, obviamente, dejando a un lado la visión periférica. Lo que se traduce en ángulos mayores a 63º, siendo consideradas como lentes “normales” aquellas que no superan ese rango.

A pesar de que esto podría parecer a primera vista un sueño hecho realidad, lo cierto es que se producen ciertas deformaciones para poder incluir más imagen en un mismo fotograma.  Por ejemplo, hay una exageración en la perspectiva; apareciendo los objetos como si estuvieran a mayor distancia del observador que en la realidad, y por otro lado, las líneas rectas empiezan a aparecer como curvas.

Ventajas y desventajas del objetivo angular con respecto a uno normal

Aunque parezca extraño, los beneficios de un lente normal y uno angular, pueden variar dependiendo de la iluminación y el tamaño del espacio que deseas capturar.

Durante el día:

  • El enfoque: Las cámaras con lentes gran angulares pueden enfocar objetos más cercanos que los normales. Tan solo necesitan de 30 a 50cm, mientras que un objetivo “normal” requiere de 1m aproximadamente.
  • La perspectiva: Como ya dijimos, los angulares producen una acentuación de la perspectiva, generando imágenes distorsionadas, especialmente en los bordes de la toma, que se ven desenfocados.
  • La distancia aparente: Los objetos captados con el gran angularse ven mucho más lejanos, llegando a duplicar la distancia de uno “normal”. Si deseas imágenes más detalladas,  es mucho mejor usar lentes “normales”.
  • El contraste: Los lentes angulares producen fotos con zonas extremadamente claras u oscuras, que no reflejan los matices reales de las zonas iluminadas o sombreadas.
  • La amplitud de la toma: Como es obvio, los lentes angulares capturan mayor cantidad de objetos en una sola imagen, pero como ya hemos mencionado, se ven más lejanos.

Durante la noche:

Evidentemente, los LEDs infrarrojos producen una cantidad de luz inferior al sol. Esto redunda en que las cámaras angulares tengan problemas para captar objetos lejanos con claridad, recuerda que ahora se ven el doble de lejos que con un lente normal. Estas últimas pueden capturar objetos hasta los 18 metros, mientras que las fotos con un gran angular empiezan a verse demasiado oscuras a partir de los 8 metros.

El tamaño del espacio

Los lentes angulares pueden ser ideales para la vigilancia y captación de imágenes en lugares pequeños (de menos de 7 metros) en vista de que las distorsiones producidas puede ser insignificantes debido a la corta distancia y la iluminación artificial (de luz visible o infrarroja) puede cubrir bien toda la estancia.

¿Cuál debo comprar? ¿Normal o angular?

Los expertos concuerdan en que una cámara de cacería con lentes “normales” te ofrece mayores ventajas que una gran angular, sobre todo cuando deseas obtener imágenes con mejor contraste, colores más vivos, más detalladas y sin deformaciones. En especial durante la noche o para capturar objetos a más de 8 metros.

No obstante, si la calidad no te preocupa tanto como el rango visual o necesitas cubrir completamente una habitación con una solo cámara, entonces es recomendable comprar una gran angular.

Como te habrás dado cuenta, no existe un ganador claro, todo depende de las necesidades del usuario y de las condiciones ambientales en las cuales vaya a ser instalada la cámara. La decisión final es tuya.